Lo que dice Dios sobre las Almas Gemelas

almas gemelas

Fragmento de “Conversaciones con Dios” por Neale Donald Walsch sobre las Almas Gemelas:

Formularé otra pregunta acerca de las almas: ¿ Existen las “almas gemelas” ?

Sí, mas no de la manera en que ustedes las imaginan.

¿ Qué es diferente ?

De una manera romántica, decidieron que “alma gemela” significara la “otra parte de ustedes”. En realidad, el alma humana. La parte de Mí que se “individualiza”, es mucho más grande de lo que han imaginado.

En otras palabras, lo que yo llamo alma es más grande de lo que creo.

Muchos más grande. No es el aire que hay en una habitación. Es el aire que hay en toda la casa y esa casa tiene muchas habitaciones. El “alma” no está limitada a una identidad. No es “aire” en el comedor. No es el alma “dividida” en dos individuos llamadas almas gemelas. No es el “aire” en la sala y el comedor, sino que es el “aire” en toda la mansión.

En Mi reino hay muchas mansiones. Aunque es el mismo aire el que sopla alrededor, en y a través de toda mansión, el aire de las habitaciones de una mansión puede sentirse “más cerca”, Puedes entrar en esas habitaciones y decir “Aquí se siente “cerca”“,

Entonces, ahora comprendes que sólo hay Un Alma. Sin embargo, lo que ustedes llaman el alma individual es enorme, ronda sobre, en y a través de cientos de formas físicas.

¿ Al mismo tiempo ?

No existe el tiempo. Sólo puedo responder esto diciendo, “Sí y no”. Algunas de las formas físicas que toma su alma están “viviendo ahora”, según lo entienden ustedes. Otras se individualizan en formas que son ahora lo que ustedes llaman “muertos”. Algunas otras han tomado formas que viven en lo que ustedes llaman el “futuro”. Todo está sucediendo en este momento por supuesto; no obstante, su artimaña llamada tiempo sirve como una herramienta, permitiéndoles un mayor sentido de la experiencia realizada.

Entonces, estos cientos de cuerpos físicos que mi alma ha “tomado” (es una palabra interesante la que empleaste), ¿ son todas ellas mis “almas gemelas” ?

Eso es más preciso que la forma en que has estado empleando el término, sí.

¿ Algunas de mis almas gemelas han vivido anteriormente ?

Sí. Cómo tú lo describirías, sí.

¡ Espera !  ¡ Creo que acabo de captar algo aquí !  ¿ Son éstas, partes de mí que han vivido “antes”, lo que ahora describiría como mis “vidas pasadas” ?

¡ Un buen pensamiento !  ¡ Lo estás comprendiendo !  ¡ Sí !  Algunas de estás son las “otras vidas” que has vivido “anteriormente” y algunas no lo son. Otras partes de tu alma están tomando cuerpos que estarán con vida en lo que ustedes llaman su futuro. Otras más están encarnadas en formas vivientes diferentes en su planeta, en este momento.

Cuando te encuentras con una de estas almas, puedes experimentar una sensación inmediata de afinidad. En ocasiones, incluso puedes decir, “Con seguridad pasamos juntos una “vida anterior”“ y tendrás razón. Han pasado una “vida anterior” juntos; como la misma forma física o como dos formas en el mismo Continuo Espacio-Tiempo.

¡ Esto es fabuloso !  ¡ Esto explica todo !

Sí, lo explica.

Excepto una cosa.

¿ Qué cosa es esa ?

Cuando acabo de saber que he pasado una “vida anterior” con alguien, simplemente lo , lo siento en mis huesos; sin embargo, cuando se los menciono, no sienten nada de esto. ¿ Por qué ?

Esto es porque confundes el “pasado” con el “futuro”.

¿ Huh ?

Pasaste otra vida con ellas, no se trata sólo de una vida pasada.

¿ Es una vida “futura” ?

Precisamente. Todo está sucediendo en el Momento Eterno de Ahora y tienes conciencia de lo que, en un sentido, todavía no ha sucedido.

Entonces, ¿ por qué ellas no “recuerdan” también el futuro ?

Éstas son vibraciones muy sutiles y algunos de ustedes son más sensibles a ellas que otros. También, es diferente de una persona a otra. Puedes ser más “sensible” a tu experiencia “pasada” o “futura” con una persona que con otra. Esto generalmente significa que pasaste ese tiempo como la parte de tu alma muy enorme ocupando el mismo cuerpo. En cambio, cuando existe todavía esa sensación de “haberse conocido anteriormente”, pero no una sensación demasiado fuerte, esto puede significar que compartieron el mismo “tiempo” juntos, mas no el mismo cuerpo. Tal vez fuiste (o serás) esposo y esposa, hermano y hermana, padre e hijo, amante y ser amado.

Éstos son vínculos fuertes y es natural que vuelvas a sentirlos cuando “se encuentren de nuevo” por “primera vez” en “esta” vida.

Si lo que estás diciendo es verdad, esto explicaría un fenómeno que nunca he podido explicar, el fenómeno de más de una persona en este “tiempo de vida”, que aseguran recordar haber sido Juana de Arco o Mozart o alguna otra persona famosa del “pasado”. Siempre he pensado que esto era una prueba para aquellos que dicen que la reencarnación es una doctrina falsa, porque, ¿ cómo podría más de una persona asegurar haber sido la misma persona anteriormente ?  ¡ Ahora comprendo que esto es posible !  Todo lo que ha sucedido es que varios seres sensibles, ahora ocupados por un alma, están “recordando” (volviendo una vez más a ser miembros) la parte de su alma individual que era (es ahora) Juana de Arco.

¡ Santo cielo !  Esto termina con todas las limitaciones y hace posibles todas las cosas. En el futuro, en el minuto que me atrape diciendo “eso es imposible”, sabré que todo lo que estoy haciendo es demostrar que hay muchas cosas que no sé.

Eso es algo bueno para recordarlo. Algo muy bueno que recordar.

Si podemos tener más de un “alma gemela”, eso explicaría cómo es posible que experimentemos esos intensos “sentimientos de alma gemela” com más de una persona en el curso de la vida y ¡ más de una persona a la vez !

Así es.

Entonces, es posible amar a más de una persona al mismo tiempo.

Por supuesto.

No, no. Me refiero a esa clase de intenso amor personal que por lo general reservamos para una persona o, al menos ¡ para una persona a la vez !

¿ Por qué querrías reservar el amor ?  ¿ por qué desearías tenerlo “en reserva” ?

Porque no es correcto amar a más de una persona “de esa manera”. Es una traición.

¿ Quién te dijo eso ?

Todos. Todos me lo dicen. Mis padres me lo dijeron. Mi religión me lo dice. Mi sociedad me lo dice. ¡ Todos me lo dicen !

Éstos son algunos de esos “pecados del padre” que se transmiten al hijo.

Tu propia experiencia te enseña una cosa, que amar a todos plenamente es lo más gozoso que puedes hacer. Sin embargo, tus padres, tus maestros y los ministros te dicen otra cosa, que sólo puedes amar a una persona a la vez “de esa manera”. Aquí no sólo hablamos de sexo. Si consideras a una persona tan especial como a otra de cualquier manera, a menudo te hacen sentir que traicionaste a la otra.

¡ Correcto !  ¡ Exacto !  ¡ Así es como lo hemos determinado !

En este caso, no estás expresando amor verdadero, sino alguna variedad falsa.

¿ En que medida se le permitirá al amor verdadero expresarse dentro del marco de la experiencia humana ?  ¿ Qué límites tendremos (en realidad, algunos dirían que debemos) que fijar en esa expresión ?  Si todas las energías sexuales y sociales se liberaran sin restricción, ¿ cuál sería el resultado ?  ¿ La libertad social y sexual total es renunciar a toda responsabilidad o es su culminación absoluta ?

Cualquier intento para restringir las expresiones naturales de amor es una negación de la experiencia de la libertad y, por lo tanto, una negación del alma en sí, puesto que el alma es la libertad personificada. Dios es libertad, por definición, porque Dios no tiene límite y no tiene restricción de ninguna clase. El alma es Dios, miniaturizado. Por lo tanto, el alma se rebela ante cualquier imposición de limitación y muere una nueva muerte cada vez que acepta límites desde afuera.

En este sentido, el nacimiento en sí es una muerte y la muerte un nacimiento, porque en el nacimiento, el alma se encuentra estrechada dentro de las terribles limitaciones de un cuerpo y, con la muerte, escapa de nuevo de esas limitaciones. Hace esto mismo durante el sueño.

Al volver a la libertad, el alma vuela y se regocija una vez más con la expresión y la experiencia de su verdadera naturaleza.

No obstante, ¿ Puede expresarse y experimentarse su verdadera naturaleza mientras está con el cuerpo ?

Ésa es la pregunta que formulas y nos lleva al motivo y propósito de la vida en sí. Si la vida con el cuerpo no es otra cosa que una prisión o una limitación, entonces, ¿ qué bien puede resultar de esto y cuál puede ser su función, mucho menos su justificación ?

Si supongo que eso es lo que estoy preguntando. Lo pregunto a nombre de todos los seres que han sentido las limitaciones terribles de la experiencia humana. En este momento no hablo de las limitaciones físicas…

Sé que no te refieres a ellas.

Me refiero a las limitaciones emocionales y a las psicológicas.

Sí lo sé. Comprendo. A pesar de esto, todas tus preocupaciones se relacionan con la misma pregunta más amplia.