Oraciones para Vicios y Adicciones

ORACIÓN PARA LA SANACIÓN DE ENFERMEDADES, VICIOS Y ADICCIONES

MAESTRO JESUSSugerimos que esta oración se lleve a cabo en un lugar solitario, apartado de toda distracción, teniendo la fe que el Señor nos escucha siempre que le hablamos. Recítese de manera lenta, en voz alta, haciendo propia cada frase.

“Señor, Jesús, creo que estas vivo y resucitado. Creo que estas realmente presente en el Santísimo Sacramento del altar y en cada uno de los que en ti creemos. Te alabo y te adoro. Te doy gracias, Señor, por venir hasta mí como pan vivo bajado del cielo. Tú eres la plenitud de la vida. Tú eres la resurrección y la vida. Tú eres, Señor, la salud de los enfermos. Hoy quiero presentarte todas mis enfermedades, mis adicciones y mis pasiones porque Tú eres el mismo ayer, hoy y siempre y Tú mismo me alcanzas hasta donde estoy. Tú eres el Eterno Presente y Tú me conoces. . . Ahora, Señor, te pido que tengas compasión de mí. Visítame a través de tu Evangelio, para que todos reconozcan que Tú estás vivo en tu Iglesia hoy; y que se renueve mi fe y mi confianza en ti. Te lo suplico, Jesús. Ten compasión de mis sufrimientos físicos, de mis heridas emocionales y de cualquier enfermedad de mi alma. Ten compasión de mí, Señor. Bendíceme y haz que vuelva a encontrar la salud. Que mi fe crezca y me abra a las maravillas de tu amor, para que también sea testigo de tu poder y de tu compasión. Te lo pido, Jesús, por el poder de Tus santas llagas, por Tu santa cruz y por Tu preciosa sangre. Sáname, Señor. Sana mi cuerpo, sana mi corazón, sana mi alma. Dame vida y vida en abundancia. Te lo pido por intercesión de María Santísima, Tu madre, la Virgen de los Dolores, la que estaba presente, de pie, cerca de la cruz. La que fue la primera en contemplar tus santas llagas y que nos diste por Madre. Tú nos has revelado que ya has tornado sobre ti, todas nuestras dolencias y por tus santas llagas hemos sido curados. Hoy, Señor, te presento en fe todas mis enfermedades y adicciones y te pido que me sanes completamente. Te pido por la gloria del Padre del cielo, que también sanes a los enfermos de mi familia y mis amigos. Haz que crezcan en la fe, en la esperanza, y que reciban la salud para gloria de Tu Nombre. Para que Tu Reino siga extendiéndose más y más en los corazones a través de los signos y prodigios de Tu Amor. Todo esto te lo pido, Jesús, porque Tú eres Jesús. Tú eres el Buen Pastor y todos somos ovejas de tu rebaño. Estoy tan seguro de Tu Amor que aun antes de conocer el resultado de mi oración, en fe, te digo: gracias Jesús, por lo que Tú vas a hacer en mí y en cada uno de ellos.                    Amén.”

separador (1)

PLEGARIA DE LIBERACIÓN

cristo jesus¡Oh, Señor! Tú eres grande, tú eres Dios, tú eres Padre, nosotros te rogamos, por la intercesión y con la ayuda de los Arcángeles Miguel, Rafael y Gabriel, que nuestros hermanos y hermanas sean liberados del maligno que los ha esclavizado. ¡Oh, santos! venid todos en nuestra ayuda.

De la angustia, la tristeza y las obsesiones, nosotros te rogamos: líbranos, Oh Señor.

Del odio, la fornicación y la envidia, nosotros te rogamos: líbranos, Oh Señor.

De los pensamientos de celos, de rabia y de muerte, nosotros te rogamos: líbranos, Oh Señor.

De todo pensamiento de suicidio y de aborto, nosotros te rogamos: líbranos, Oh Señor.

De toda forma de desorden en la sexualidad, nosotros te rogamos: líbranos, Oh Señor.

De la división de la familia, de toda amistad mala: líbranos, Oh Señor.

De toda forma de vicio, adicción o mal hábito, nosotros te rogamos: líbranos, Oh Señor.

Oh, Señor, que dijiste “la paz os dejo, mi paz os doy”, por la intercesión de la Virgen María concédenos ser librados de todo mal y gozar siempre de tu paz.

Por Cristo Nuestro Señor. ¡Amén!

separador rosas

Oración por la curación interior

jesus ayudaSeñor Jesús, Tú has venido a curar los corazones heridos y atribulados, te ruego que cures los traumas que provocan turbaciones en mi corazón; te ruego, en especial que cures aquéllos que son causa de pecado. Te pido que entres en mi vida, que me cures de los traumas psíquicos que me han afectado en tierna edad y de aquellas heridas que me los han provocado a lo largo de toda la vida. Señor Jesús, tú conoces mis problemas, los pongo todos en tu corazón de Buen Pastor. Te ruego, en virtud de aquella gran llaga abierta en tu corazón, que cures las pequeñas heridas que hay en el mío. Cura las heridas de mis recuerdos, a fin de que nada de cuanto me ha acaecido me haga permanecer en el dolor, en la angustia, en la preocupación. Cura, Señor, todas esas heridas íntimas que son causa de enfermedades físicas. Yo te ofrezco mi corazón, acéptalo, Señor, purifícalo y dame los sentimientos de tu Corazón divino. Ayúdame a ser humilde y benigno. Concédeme, Señor, la curación del dolor que me oprime por la muerte de las personas queridas. Haz que pueda recuperar la paz y la alegría por la certeza de que tú eres la Resurrección y la Vida. Hazme testigo auténtico de tu Resurrección, de tu victoria sobre el pecado y la muerte, de tu presencia Viviente entre nosotros. ¡Amén!

separadores

ORACIÓN POR LA SANACIÓN DEL ÁRBOL GENEALÓGICO

arbol2Padre del cielo, vengo ante Ti, como tu hijo, en gran necesidad de Tu auxilio; tengo necesidades de salud física, necesidades emocionales, necesidades espirituales y necesidades interpersonales. Muchos de mis problemas han sido causados por mis propias faltas, negligencia y pecado. Por esto te ruego humildemente me perdones, Señor. Pero también te pido que perdones el pecado de mis ancestros cuyas faltas han dejado sus efectos en mi persona en la forma de tendencias no deseadas, patrones de comportamiento y defectos en el cuerpo, mente y espíritu. Sáname, Señor, de todos estos desórdenes. Con Tu ayuda, perdono sinceramente a todos mis ancestros, especialmente aquellos vivos o muertos, cuyos pecados han traído como consecuencia nuestros sufrimientos y desórdenes actuales. En el nombre de Tu Divino Hijo Jesús, y con el poder de su Espíritu Santo, te pido, Padre, que liberes a mi persona y a toda mi familia en el árbol genealógico de la influencia del maligno. Libera a todos los miembros vivos y muertos de mi árbol genealógico, incluyendo a aquellos en relación adoptiva, y a las relaciones familiares extendidas, de toda forma de contaminación o atadura. Por ocuparte de manera amorosa de nosotros, Padre Celestial, y por la sangre derramada por Tu Precioso Hijo Jesucristo, te suplico que extiendas Tus bendiciones hacia mi y todos mis familiares vivos y muertos. Sana todos los efectos negativos transmitidos a través de todas las generaciones pasadas, y evita que tales efectos negativos afecten a las futuras generaciones en mi árbol familiar. Coloco simbólicamente la Cruz de Jesús sobre la cabeza de cada persona en mi árbol genealógico, y entre cada generación; y le pido a Jesús que Su Sangre purificadora, limpie las relaciones sanguíneas en el linaje de mi familia. Señor, coloca a Tus ángeles protectores para que nos rodeen, y permite que el Arcángel Rafael, patrón de la Sanación, ministre Tu poder de Sanación divino a todos nosotros, aún en las áreas de incapacidad genética. Dale un poder especial a los ángeles custodios de los miembros de nuestra familia para que nos sanen, nos protejan, nos guíen y nos animen a cada uno de nosotros en nuestras necesidades. Permite que Tu Poder Sanador, llegue a todos nosotros en este mismo momento y que permanezca durante todo el tiempo que Tu Soberanía lo permita. Señor, reemplaza toda atadura en nuestro árbol familiar por una santa atadura de amor familiar, y permite que permanezca un lazo más profundo contigo, y por el Espíritu Santo, con Tu Hijo Jesús. Permite que la familia de la Santísima Trinidad invada a nuestra familia con su presencia tierna, cálida y amorosa, para que pueda reconocer y manifestar ese amor en todas nuestras relaciones. Incluimos en esta petición que hacemos en el Nombre Precioso de Cristo Jesús todas nuestras necesidades que aún no reconocemos. Amén.