Meditación para la paz interior

Muchas gracias a Carmen Padilla que ha permitido publicar esta meditación para ti.

ACOSTAD@ O SENTAD@ CÓMODAMENTE, CIERRE LOS OJOS, RESPIRE LLENADO EL ESTOMAGO, RETENGA EL AIRE CONTANDO DEL UNO AL SIETE, EXHALE, Y ASÍ SUCESIVAMENTE, CONCENTRANDO SU MENTE EXCLUSIVAMENTE EN RESPIRAR, RETENER Y EXHALAR.

MOVIENDO LENTAMENTE EL DEDO INDICE DE LA MANO DERECHA, SIENTA O VISUALICE QUE VA POR UN CAMINO, CONCENTRÁNDOSE EN EL CAMINO QUE VA HACIA ARRIBA, SUBE, SUBE, SUBE, DE PRONTO… SE ENCUENTRA EN UN LUGAR MARAVILLOSO LLENO DE LUZ, NO VE A NADIE, PERO SABE, QUE NO ESTÁ SOLO (A).

SE SIENTE TAN BIEN, SE VE COMO LLENA DE LUZ, DE PAZ, CONCIENTE DE TODO LO QUE HASTA AHORA HA VIVIDO, SE RIE, SE SIENTE ALEGRE….

DE REPENTE APARACE UN SER GIGANTE, LLENO DE RAYOS DORADOS, USTED SABE QUE ES JESÚS, QUIEN LA RECIBE PREGUNTÁNDOLE COMO SE SIENTE…

USTED LE CONTESTE QUE BIEN, Y LE DICE QUE LE HABLE, PUES CON SU VOZ LA ENVUELVE Y SE SIENTE EXQUISITO…

ÉL RIE, LE PIDE QUE NUNCA DEJE DE AMARLE, QUE MUY PRONTO SE VERÁN POR MÁS TIEMPO, QUE NO TENGA MIEDO DE MORIR, DE LAS PREOCUPACIONES DE LA VIDA, QUE ESAS SE TIENEN QUE VIVIR PARA APROVECHAR LA OPORTUNIDAD Y APRENDER DE ESTA EXPERIENCIA, QUE SIEMPRE AME A DIOS PADRE Y A TODOS MIS HERMANOS, QUE APRENDA A PERDONAR…

USTED CONTESTA QUE LO AMA, GRACIAS POR LA OPORTUNIDAD DE VERLO EN ESTA VIDA, QUE ESTA EXPERIENCIA LE VA A QUITAR TODO MIEDO, QUE NUNCA LA OLVIDARÁ, Y LE DICE ADIOS….

REGRESA LENTAMENTE AL CAMINO Y BAJA, BAJA, BAJA Y LLEGA A TOMAR CONCIENCIA DE SU CUERPO FÍSICO, SIENTE COMO MUEVE TU DEDO ÍNDICE DERECHO, RESPIRAS, SIENTES ALEGRÍA, ABRES TUS OJOS, ESTÁS CONCIENTE DE ESTAR EN EL AQUÍ Y EN EL AHORA.