Promesas de Amor Eterno

amor eterno

Muchas personas se acercan a comentar que se encuentran a alguien en esta vida con quien irresistiblemente se sienten atraíd@s o que tuvieron una relación de pareja y terminaron pero no pueden dejar de pensar en esa persona y tampoco encuentran una nueva pareja o no logran consolidar una nueva relación.

Es muy frecuente que suceda esto y la mayor parte de las veces (si no es que todas) es porque efectivamente en vidas pasadas hubo una intensa relación de pareja con esa Alma.

Las Familias de Almas viajamos juntas a través del tiempo y del espacio así que muy probablemente muchas Almas Gemelas que fueron pareja en vidas pasadas se encuentran de nuevo en las vidas siguientes. En esta vida.

Lo que casi siempre pasa es que en esa vida pasada se juraron mutuamente Amor Eterno… y es E-T-E-R-N-O… por TODA LA ETERNIDAD…. y seguirán encontrándose vida tras vida tras vida porque la energía de ese juramento es Eterna.

Eso no es nada práctico porque en esta vida ambos siguen sujetos a esa energía y no pueden ejercer su libre albedrío de decidir estar o no estar ahora con esa otra persona. Lo que hay que entender es que ya vivieron una vida juntos. Y seguro fue una vida muy feliz porque tú ves sus efectos cuando te acercas a esa persona pero esa es OTRA VIDA y esta es ESTA VIDA. Tu realidad es diferente ahora y mereces vivir algo diferente o ya no se puede realizar esa unión de nuevo porque hay terceros involucrados o porque simplemente no deseas que suceda.

PARA TERMINAR PROMESAS DE AMOR ETERNO

Si algo de lo que estamos comentando te está sucediendo, te sugerimos que DES POR TERMINADA ESA PROMESA DE AMOR ETERNO porque ya no es necesaria porque esta es otra vida. Así de fácil, con tu pensamiento o con tu voz junto con tu intención y desde el corazón  simplemente dices:

“Doy por terminada mi promesa de Amor Eterno con (mencionas el nombre si lo sabes) porque ya no es necesaria y porque ya cumplió su función”… inmediatamente sentirás que quedó terminada.

PARA TERMINAR OTROS ACUERDOS DE VIDAS PASADAS

También te recomendamos (por si acaso no solamente fue promesa de Amor Eterno) que de igual manera termines cualquier promesa de lealtad, sumisión, obediencia, fidelidad o algo más que te venga al pensamiento de la siguiente manera:

“Doy por terminado cualquier trato, contrato, promesa, acuerdo o pacto de lealtad, fidelidad, sumisión, obediencia (y lo que te sea inspirado agregar) con (dices el nombre de la persona si lo sabes) porque ya no son necesarios, porque ya cumplieron su función”.

De esta manera ya no estarás sujeta(o) a esa energía y podrás libremente decidir entre estar o no estar con esa otra persona sin angustia ni drama. Podrás estar más tranquila(o) y seguir con tu vida. Incluso si te lo(a) vuelves a encontrar ya no habrá esa energía como imán que no puedes controlar. Y es mejor. ¿No crees?

Si no te funciona, hay algo más que resolver y tendrías que solicitar una sesión de terapia angelical. Puedes buscar información en nuestra sección TERAPIAS ANGELICALES.