El Niño Jesús no nació en diciembre

Apuntes sobre la fecha poco probable del Nacimiento de Cristo por Enrique M. Flores Pérez.

 

Los Evangelios no son biografías. Están escritos para que creas.

Cuando nos interesamos en conocer la fecha del nacimiento de Cristo, esos documentos no nos son de mucha ayuda para tal propósito. Sólo nos dan algunos indicios para sacar conclusiones improbables.

Me acuerdo de dos:

  • La entrevista de Herodes con los hombres sabios que iban en pos de su predicción de la natividad, comparada con la muerte de los inocentes y el deceso de Herodes, cuya fecha sí es conocida. Respecto del año, sacando algunos cálculos, pudiéramos suponer que Cristo nació por ahí del 4 AC.

 

  • Y, respecto del mes, atendamos a Mateo cuando nos relata el aviso del nacimiento, solemne y festivo, que dieron los ángeles a los pastores que cuidaban su ganado a campo abierto. Esto nos da por concluir que sucedió tal vez por los primeros tiempos de una primavera.

 

Si atendemos a las costumbres de la región y época, sabemos ahora que cada pastor de ganado lanar cotidianamente sacaba del redil a las ovejas muy de mañana y las regresaba al ocaso. Iba cada pastor con sus ovejas. No se reunía con otro. Excepto cuando las preñadas estaban a punto de parir, entonces salían varios pastores juntos a campo abierto para cuidarse mejor de predadores y malandrines. Las dejaban a campo abierto para que hubiera más espacio en el parto y el resto de la manada no pisara los críos. Esto sucedía en marzo/abril.

Si los pastores estaban juntos y dormidos cuando el angelical aviso, no es fácil concluir que era de noche y estaban en el proceso de cuida. Era marzo, tal vez abril.

Algunos atrevidos que hacen ociosas cuentas sin fin, osan decir que corría el día 18. Eso no sería serio asegurar ni negar.

Andando los tiempos del cristianismo temprano, en varias culturas de la época se atendía al calendario lunar combinado en forma inexacta con el solar. Esta manera de medir los tiempos ocasionaba que al final del nuevo calendario anual romano, no el que terminaba en el mes de Febo, que era el doceavo (febrero), sino el que cambió novedosamente por la influencia egipcia en el mes Décimo (o diciembre), ocurrieran al final de los aproximadamente 360 días varios otros vacíos, sin cuenta, para completar el ciclo de 365.

Esos tiempos finales de ciclo considerados en blanco, se usaban en esas culturas o pueblos para festividades y ocios, como ahora lo seguimos haciendo. Sólo que las de aquellos tiempos eran más divertidas y liberales. Lo eran tanto, que las primeras autoridades cristianas decidieron ponerle fin por los excesos a los que llegaron.

Lo que se decidió fue poner en esos tiempos un día santo y respetable para inclinar la balanza del exceso al recogimiento, Y así darle al festejo un tono sacramental. Decidieron los primeros obispos (pastores es la traducción) que ese día se festejaría el nacimiento del Cristo y que éste fuera el 25 de ese décimo mes. Lo aseguraron más precisamente en la tradición fijándolo como la cuarta noche del solsticio de invierno.

De todas maneras seguimos en lo mismo con la ahora llamada época de Navidad. Creo que lo que menos se tiene en cuenta en ese festejo y los previos de adviento, es la razón de ellos.