¿Elijo ser ordinario o extraordinario?

Ordinario es, bueno… tan ordinario. Quiere decir que haces todas las cosas que tu cultura y tu familia han programado para ti. Implica que te adaptas, estudias duro, sigues las reglas, te encargas de tus obligaciones, llenas los formatos, pagas los impuestos, obtienes un trabajo y haces lo que cualquier otro ciudadano respetuoso de la ley hace. Y liego te retiras, juegas con tus nietos y luego mueres. Queremos enfatizar que no hay absolutamente nada malo con este escenario — está perfectamente bien — pero si fuera completamente aceptable para ti, no estarías leyendo esto ahora.

Lo extraordinario abarca más que lo ordinario ya que todos vivimos en el mismo mundo físico. Habrá formatos para ser llenados, reglas que demandan nuestra obediencia, cuentas que pagar y obligaciones familiares que atender pero la conciencia extraordinaria está asociada con el alma, esa energía invisible, sin límites que mira por atrás de tus ojos y que tiene muy diferentes intereses de lo que tu persona ordinaria hace. El ideal de tu alma, aquello que anhela no es más conocimiento. No está interesada en ser comparada, ni ganar, ni sobresalir, ni tener propiedades, ni siquiera felicidad. El ideal de tu alma es espacio, expansión e inmensidad y aquello que es lo que más necesita es ser libre a expandirse, alcanzar y abrazar el infinito. ¿Por qué? porque tu alma es infinita ella misma. No tiene restricciones ni limitaciones — se resiste a ser cercada — y, cuando atentas a contenerla dentro de reglas y obligaciones, la haces miserable.

Que los ángeles acompañen tu camino.

Un comentario

  1. Aprender a escuchar a mi alma y vivir la libertad y la expansiòn que necesita es lo extraordinario… es lo que nuestros angeles nos enseñan… es una decisiòn…. es valor…
    Gracias!

Los comentarios están cerrados.