No decidir es decidir

Cuando eliges no decidir, estás también tomando una decisión: “no hacer nada”.

Dejar algo de lado hasta que se resuelve solo es como la Vida por defecto, es decir, así como viene y ya. Tú no deseas vivir de esa manera. Así que elige. Elige ahora mismo.

Deja de preocuparte de lo que puedes perder o cómo puedes ganar y simplemente sigue lo que te hace sentir bien, lo que te hace sentir con gozo.

¿A dónde te dice tu corazón que debes ir?

Que los ángeles acompañen tu camino