Saltar al contenido.

Cuando el Señor cierra la puerta… siempre abre una ventana

Para alcanzar algo que nunca has tenido, tendrás que hacer algo que nunca hiciste. Cuando Dios te quita aquello que tenías agarrado, El no está castigándote, sino simplemente abriendo tus manos para entregarte algo mejor.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!

1 Comentario »