Dejo de forzar las cosas

rioA veces estamos obsesionados en hacer que algo suceda o, simplemente, hemos caído en una rutina y un hábito que nos impiden ver que hay más formas para resolver las situaciones o la vida misma.

Cuando forzamos que algo suceda, estamos yendo contra una ley del Flujo de Vida y eso lo único que ocasiona es batallar, cansancio y un gran costo para lograr aquéllo… si lo logramos… a veces ni siquiera sucede.

Eso es porque el Universo está mostrándonos que hay maneras más sencillas y mejores para nosotros. Nos está sugiriendo soltar el forcejeo y dejarnos llevar por el flujo natural de las cosas y de la vida.

Decido dejar de forcejear contra la vida y busco formas más fáciles de vivirla. Construyo, de esa manera, una forma feliz de vivir.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!