Saltar al contenido.

Suelto con facilidad lo que ya no me es útil

bancaCon frecuencia estamos deseando que lleguen situaciones o cosas o personas a nuestra vida pero no estamos dispuestos a soltar aquéllas situaciones, objetos o relaciones que ya no nos aportan bienestar. Nos aferramos a todos ellos por costumbre o por miedo a estar solos o a la escasez.

Al seguir deteniendo lo viejo cuando deseamos algo nuevo crea obstáculos, drama y requiere de un gran esfuerzo para mantenernos en equilibrio… si acaso logramos tenerlo.

Lo viejo bloquea lo nuevo… Lo viejo niega lo nuevo… Lo viejo desacredita lo nuevo…

Hay solamente una manera de traer lo nuevo a nuestra vida: debemos hacer espacio para ello.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!