Abro mi corazón a la abundancia

abrir los brazos a la abundanciaHoy me siento abundante y feliz, toda creación empieza en mi interior. Cuando estoy totalmente sintonizado con mi propia divinidad, atraigo todo lo que necesito y hago mis sueños realidad.

Dios es una fuente continua e inagotable que nos provee de todo lo necesario para vivir y ser felices. Soy un ser ilimitado viviendo en un universo ilimitado. Las limitaciones existen sólo en la mente humana por eso hoy limpio mi mente de creencias de escasez y me conecto a la abundancia infinita del universo.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!