Crece mucho en donde pongo mi atención

gatoDonde pongo mi atención es lo que hago crecer abundantemente. Si constantemente estoy pensando en lo negativo, creo espacio para más negatividad.

Una vez que empiezo a pensar en formas más positivas, creo una realidad positiva. En vez de decir Ya no deseo ser miserable, elijo decir Soy feliz, Hay alegría en mi vida o Estoy bendecid@.

Mientras más positivos sean mis pensamientos, mi consciencia comenzará a construir mi realidad en una mejor manera. Creo las cosas que de verdad deseo en una manera positiva. Recuerdo siempre que las afirmaciones positivas son beneficiosas cuando las digo en tiempo presente. Si digo quiero, deseo o me gustaría entonces continuamente estaré persiguiendo mis sueños y jamás los alcanzaré. Siempre debo creer y decir que ya tengo lo que deseo. Y, si a eso agrego gracias porque ya tengo esto, se presentará en mi vida más rápidamente.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!