Los ángeles quieren que seas feliz

niños felicesLa Ley de Atracción funciona con el principio “atraemos aquéllo con lo que nuestra energía tiene resonancia”. Y este concepto ha sido mal entendido porque todos pensamos que queremos lo mejor para nosotros y seguimos preguntándonos por qué no somos capaces de atraer eso. Nuestros procesos energéticos y de pensamiento son complejos y cada día tenemos subidas y bajadas de sensaciones y respuestas emocionales.

Puede ser difícil mantenernos positivos y enfocados en visualizar y manifestar aquéllo que deseamos especialmente cuando nuestra vida actual no se parece a nuestras peticiones.

Todo esto más el hecho de que muchos de nosotros no nos sentimos candidatos para que nuestros sueños sean cumplidos es la razón por la cual no estamos haciendo uso de nuestro poder para nuestro más alto bien.

La buena noticia es que el Cielo quiere que seamos felices. Más y más personas alrededor del mundo se están abriendo a esta verdad y la están aceptando. Una vez que lo hemos aceptado, hacemos un gran cambio en nuestra vida aún cuando no lo notemos. Los ángeles comienzan a guiarnos a través de señales y mensajes hacia nuestro propósito divino y, a través de este camino, yace lo que verdaderamente deseamos en esta vida. Nuestros verdaderos deseos a veces difieren de lo que la sociedad nos ha programado a creer que deseamos. Aunque no lo creas, muchos seres humanos han olvidado ya desde hace mucho tiempo los verdaderos deseos de su alma porque dedican demasiado tiempo persiguiendo lo que la sociedad les dice que deben seguir.

Trabajar con lo celestial y los ángeles para manifestar puede ser de gran ventaja  para permitir que te preguntes a ti mismo no lo que deseas en tu vida sino cómo quisieras sentir tu vida. No importa lo creas que quieres, lo que importa es la experiencia tras la cual andas. Así que cuando eres honesto contigo mismo y preguntas “¿por qué quiero esto en mi vida?” te darás cuenta que mucho de lo que crees que sientes en relación a eso, hace falta.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!