Reír sana nuestra vida y nuestro cuerpo

risasLa risa ayuda a luchar contra la depresión. ¿Te ha pasado que te sientes deprimid@, sin ganas de hacer nada o decaíd@ y alguien te hace reír? Y a veces no te ríes porque te sientes mal pero cuando, finalmente lo haces, tu ánimo se levanta. El buen humor y la risa es una gran manera de salir de la espiral depresiva. Cuando comienzas a tener un mal día, di a ti mism@: “¡te amo!” y busca rodearte de personas positivas y alegres. O ten siempre a la mano una fotografía que te recuerde alguna circunstancia graciosa. Mira una película que te haga reír.

Cuando somos infelices es porque estamos atorados en ciertos pensamientos continuos de los cuales si no salimos de ellos, se puede poner peor la situación. Cuando encontramos lo humorístico de cada situación que nos haga sentir deprimidos, tenemos la capacidad de verlos con otros ojos. Nuevas perspectivas de las cosas pueden lograr que nuestro día de un salto hacia una dirección muy positiva.

Aún cuando no tengas ganas de reír, ¡RÍE!

Aún la risa forzada libera hormonas que favorecen nuestro cuerpo y mejoran nuestro ánimo.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!