Cada puente que cruzo, trae bienestar a mi vida

gritar mujerEn general, hay algunas emociones que no son “permitidas” de ser expresadas en público. Por ejemplo, si lloras, las personas a veces se sienten incómodas. El enojo es algo que no es siempre abiertamente aceptado. Sin embargo, cuando nos quedamos con nuestras emociones y, a pesar de sentirlas, no las expresamos, nos puede ocasionar enfermedades y otras disfunciones en nuestro cuerpo y en nuestra vida.

Está bien que te sientas de esa manera en relación a las diferentes situaciones. No todos reaccionamos de la misma manera a las experiencias de la vida pero no permitas que el miedo a lo que otros piensen o a cómo deberías reaccionar en base a algo te impida expresarte a ti mismo. Mientras no invadas los límites del orden y la seguridad para ti y para los demás, permítete la oportunidad de expresar tus sentimientos. Cuando expresamos lo que sentimos, sacamos, dejamos ir lo que no nos es útil. Si nos tragamos nuestras emociones y sentimientos pueden causar resentimiento, amargura o depresión.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!