No me enojaré

niña-enojadaEste principio de Reiki no dice: “lidia con tu enojo” ni “comparte tu enojo”. Dice: “no me enojaré” que en realidad quiere decir: “sé algo más”. Nos recuerda que tenemos opciones y oportunidad de elegir.

El enojo es causado por decepción, shock, inseguridad o sólo por haber sido interrumpidos. Estábamos esperando algo que se volvió en algo diferente. ¡Qué sucede entonces?

Los químicos en nuestro cuerpo que son liberados en consecuencia nos hacen sentir enojo. Son liberados rápidamente dentro de nuestro sistema… ¡en menos de 90 segundos! Todo lo que necesitamos hacer  para que la respuesta a la situación no sea dirigida por el enojo es tomar una respiración profunda y sostenerla por un minuto. Podemos elegir reemplazar esta respuesta por algo más.

¿Puedo cambiar la situación? ¿puedo cambiar mi actitud? ¿aprendo para la próxima ocasión? ¿acepto? ¿perdono? o, tal vez, ¿tomo acción? ¿nuestro enojo nos puede conducir a hacer del mundo un mejor lugar?

Ahora el enojo se convierte en algo útil: una herramienta para el cambio. Y no necesito aferrarme a él.

Es por esto que este principio de Reiki nos ofrece la oportunidad de reaccionar de una manera diferente.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!