Hago lo que me corresponde con diligencia

amigos pato gatoLa primera ocasión que escuché este principio me sonó extraño. ¿Qué tiene de espiritual el enfocarme en mi trabajo? Me tomó un tiempo antes de entender que no trataba sólo de trabajo, trata sobre la vida completa.

Lo que sea que hagamos, cualquier situación en la que estemos, debemos actuar con diligencia, es decir, necesitamos tomar responsabilidad de nuestra vida. Donde estemos tal vez no ha sido nuestra elección pero cómo actuemos definitivamente lo es.

Jamás estamos en el lugar equivocado. De hecho, estamos en el lugar donde el Universo nos ha colocado. No importa si lo sabemos o no, estamos aquí con un propósito y podemos cumplir con él si aplicamos tres elementos básicos: atención consciente, respeto y honestidad.

Y esto se aplica desde bañarme por la mañana hasta escuchar atentamente a la persona con quien estemos conversando y hacer nuestro trabajo. Toda tarea que llevemos a cabo mejorará si la hacemos con diligencia.

La diligencia puede cambiar nuestra vida.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!