Reconozco mi duelo

roses_images_blackberryTarde o temprano, todos experimentaremos el duelo. Es algo que todos vivimos alguna vez en nuestra vida. Sentir tristeza está bien. Es parte de la vida. Algunos ciclos de duelo serán más largos que otros y eso está bien. El duelo es una respuesta natural a la pérdida de un ser amado o de alguien muy querido y cercano a tu corazón. Te invito a no evitar el dolor, ni la ansiedad ni los sentimientos de impotencia cuando una persona importante en tu vida Vuelve a Casa con Dios.

El mayor paso a dar es aceptar estos sentimientos. Seguramente sentirás una serie de emociones y no debes creer que no deberías sentirte así. El dolor por pérdida no se va si lo ignoras. La parte importante durante el duelo es expresar y vivir estos sentimientos en una manera tangible y saludable.

Algunas veces nos aconsejan que seamos fuertes o sentimos que tenemos obligación de ser fuertes para nuestra familia. Llorar no quiere decir que eres débil. No permitas que nadie te diga cómo debes sentirte y tampoco te lo digas a ti mism@. Tradicionalmente nos ha dicho que, cuando lloramos estamos actuando como bebés y que deberíamos callarnos. Mostrar nuestros sentimientos es lo mejor que podemos hacer para sobreponernos a una pérdida. No sientas que tienes que proteger a tus seres amados poniendo una máscara de valor. Todos reaccionamos de manera diferente a una pérdida y, si llorar es lo que nos ayuda, entonces, ¡sácalo! El llanto es una respuesta normal a la tristeza. Sólo permite que tus reacciones puedan ser expresadas.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!