Vivo mi propósito de vida

universo hombre mujer depuracion-total-merUna de las decisiones más liberadoras que puedes hacer en la vida es aceptar que sí, viniste a este planeta a vivir una experiencia asombrosa. Dios nos obsequia este gran regalo  junto con la increíble experiencia de la vida. Dios también nos da libre albedrío y es necesario que entendamos la magnitud de tener esa libertad. Estamos autorizados a vivir nuestra vida en cualquier manera que elijamos hacerlo, no hay reglas, y la palabra “propósito” no es sinónimo de “destino“… nada está predeterminado. Depende completamente en nosotros permitirnos recibir la guía y las bendiciones del Cielo para que iluminen el camino hacia nuestro propósito divino en esta vida.

Sólo es cuestión de que abras tu corazón y tu mente. Permítete sentir el flujo sanador y la Energía Superior al mismo tiempo que dices:

“Desde este momento y hacia adelante, elijo vivir una vida de propósito y cumplimiento. Dejo atrás el pasado. Lo suelto. Suelto cualquier pensamiento, emoción o sentimiento que no sean útiles a mi más elevada razón de estar aquí. Permito que me guíen las voces de mi corazón y de mi alma y me niego a permitir que algo impida mi evolución. Reescribiré las reglas de mi vida basad@ en saber que el Cielo me tiene asignadas tareas divinas y que un día mis palabras serán escuchadas por mis clientes y estudiantes.”

 En realidad es así de fácil iniciar el camino hacia tu propósito divino. Sólo permitiendo brillar a nuestro corazón con la luz Celestial y de las Infinitas Posibilidades.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!