Me muevo hacia nuevas y maravillosas experiencias

¿Te gustaría tomar el reto de renovación diaria?

¡Es fácil! sólo intenta algo nuevo cada día. No tiene que ser algo grande, puede ser simplemente algo que normalmente no haces. Como llamar a un viejo amigo con el cual no has platicado hace tiempo o hacer una caminata por un camino diferente o probar una nueva ruta a tu trabajo. Puedes hacer una nueva receta de algo que jamás has preparado o ir a una nueva clase de gimnasia o incluso prometer no quejarte durante el día. Sólo haciendo estos pequeños cambios en nuestras vidas, damos nuevo sentido y renovamos las conexiones cerebrales creando nuevos pensamientos. Estos pequeños pero positivos cambios nos hacen mirar al mundo con una luz diferente.

Así que te propongo por todo un mes hacer algo nuevo cada día o hacer un pequeño cambio… todos los días…

Escribe en tu diario sobre lo que hiciste y cómo te sentiste con esa experiencia y durante el resto del día. Mientras más abrazamos el cambio en vez de luchar contra él, más felicidad permitiremos entrar a nuestra vida.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!