Agrega música a tu día

La música es el lenguaje universal. Podemos no entender ningún idioma pero si escuchamos la música de cualquier país, inmediatamente nuestra alma vibra con las notas. En ese momento quedamos conectados con el corazón y desde el corazón por lo tanto, todo el entendimiento se da a través de las notas musicales.

La meditación y la música se complementan. Cuando interpretamos o escuchamos música inspirada por Dios, inmediatamente somos transportados a un plano superior de conciencia. Cada vez que escuchamos la más bella música, el alma vibra, obtenemos inspiración y deleite. En un abrir y cerrar de ojos, la música puede elevar nuestra conciencia.

La música vibra en diferentes tonalidades. Cada emanación de notas se transporta en ondas así como la luz y nos trae un mensaje de amor. Los ángeles se expresan a través de la música y llevan códices en cada tonalidad y sonido.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!