Decretos de Abundancia para el Alma

Cada uno de nosotros es parte de un Universo infinito.

Todo lo que existe en este Universo está íntimamente relacionado conmigo.

Quiero que la Inspiración Divina actúe mediante el vínculo que soy.

Hoy estoy en sincronía con el Universo, soy parte de él y él es parte esencial de mí.

Quiero ampliar mis conocimientos, me abro a la sabiduría que alberga mi mente.

En este momento obtengo de forma oportuna y al azar la información que quiero para poseer mayor sabiduría; llegan a mí los conocimientos y los medios necesarios para obtener los discernimientos que anhelo.

Dentro de esta enorme, múltiple cadena de acontecimientos, en donde a cada acción le corresponde una reacción, recibo el conocimiento de la Ley Inmutable. Tengo la apretura que necesito, soy parte de un todo, actúo de modo que puedo traducir la Inspiración Divina que habla a través de mi boca y actúa a partir de mis acciones.

Quiero encontrar y disfrutar el milagro de belleza que es la vida.

Hoy me tranquiliza saber que estoy en el lugar adecuado, en el momento oportuno y haciendo lo correcto porque comprendo que la verdadera belleza que tiene la vida es poder existir y percibir su grandeza gracias a los cinco sentidos.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!