Decretos de Abundancia para Salud

Soy un imán de las pretensiones, a mi lado las cosas suceden, pasan tal cual deseo que acontezcan.

Hoy soy más joven, siento la plenitud de los años recorrer mi cuerpo pero se reflejan únicamente en mi sabiduría.

Quiero que la Inspiración Divina actúe de modo que encuentre una fuente rejuvenecedora.

Merezco ser joven, andar con el vigor de un cuerpo rejuvenecido.

Estoy en perfecto control de mi persona, por ello quiero prevenir enfermedades.

Incremento las defensas de mi cuerpo para que actúen en pos de la salud.

El sistema inmunológico se renueva y los latidos del corazón son los correctos.

Me siento mejor que nunca y tengo la seguridad de que ninguna enfermedad entra a mi organismo.

Soy capaz y consigo un cuerpo perfecto.

Hoy todo me sale bien, a mí llega de modo idóneo para que mi cuerpo tenga curvas donde deba haber curvas y esté plano donde lo plano haga falta.

Estoy preparado y recibo de coincidencia la fórmula que me hace tener el cuerpo perfecto.

Tengo derecho a divertirme y a descansar.

Estoy libre de las cargas del trabajo, de las presiones surgidas por las relaciones; soy un ser descansado que irradia armonía y disfruta de la calidez del ambiente.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!