Cómo ayuda la meditación a tu sistema inmune

Resultado de imagen para meditar en casa

por: Deepak Chopra, M.D.

Tu sistema inmune es uno de los aspectos más cruciales y fascinantes de la conexión mente-cuerpo.

Durante mucho tiempo, la capacidad de las células inmunitarias para atacar a organismos de enfermedades invasivas se consideró puramente física, aunque el mecanismo no se entendía del todo.

Luego, en la década de 1980, se descubrió que el sistema inmune es muy inteligente, y se le comenzó a conocer como “un cerebro flotante” por la capacidad de las células inmunitarias de participar en los mensajes químicos enviados por el cerebro hacia todo el cuerpo. Esto significa que tus pensamientos, estados de ánimo, sensaciones y expectativas se transmiten a tus células inmunitarias. Cuando meditas, estos mensajes cambian de maneras importantes.

Estudios científicos ha encontrado que la respuesta a posibles enfermedades, dependiente del sistema inmunológico, mejora con la meditación.

 

1. Sigue con tu práctica normal de meditación en la mañana y en la noche.
2. Reduce y evita el estrés, puesto que el sistema inmune se pone fácilmente en riesgo ante las oleadas de hormonas relacionadas con el estrés.
3. Considera seriamente los estresantes crónicos de bajo nivel que puedes tener en casa o el trabajo. No estás ayudando al estado de tu sistema inmune tolerando un constante estrés “poco importante”.
4. Duerme bien, pues esto está directamente conectado con la función cerebral y los niveles hormonales.
5. Lávate las manos varias veces al día, y siempre después de tener contacto directo con la piel de otra persona. Los doctores que se aseguran de lavarse las manos después de ver a cada paciente reducen las infecciones de hospital en más de un 50 por ciento.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!