Soltar los músculos

pouó

Por instinto, como hacen muchos otros animales, ante el estrés tendemos a tensar los músculos del cuerpo. Justamente por eso, si los aflojamos intencionalmente, podemos liberarlos.

Esa técnica se recomienda incluso para los ataques de pánico, y puede ser excelente para hackear un mal día.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!