Hago espacio para que llegue lo nuevo

Image result for espacio para lo nuevo

¿Hace cuánto tiempo que no limpias, sacas y arreglas lo que hay en tu closet? Muchos de nosotros tenemos un ropero o closet lleno de cosas como ropa y cosas que han llegado a nosotros en algún punto de nuestra vida y muchos de ellos incluso están tan arrumbados que ni siquiera nos acordamos de ellos. Están completamente olvidados.

En nuestra sociedad, la ropa y la moda rigen nuestra vida. Pero, en vez de reemplazar lo viejo con lo nuevo, seguimos agregando una cosa tras otra, más y más. y luego nos quejamos que no tenemos suficiente espacio en el ropero, vestidor o closet.

Veámoslo de esta manera: nuestro closet representa el estado de nuestra mente. Un closet desordenado representa una mente desordenada.

Image result for desechar lo que no es util en la vida

Un ejercicio sano y renovador es revisar lo que hay en tu closet y no sólo en él, en toda tu casa o en todo tu espacio personal incluyendo tu oficina o lugar de trabajo. Si es posible, saca todo o repasa cada cosa uno a uno. Pregúntate: “¿esto sigue siendo útil? ¿lo he usado en los últimos seis meses o en el último año? ¿lo sigo conservando por miedo a no poder reemplazarlo después?” una vez que lo hagas, verás que conservarás solamente lo que de verdad amas y es importante y comenzarás una nueva vida sin el desorden y el amontonamiento del pasado.

Si deseo hacer espacio para lo nuevo (tanto si es ropa o si son pensamientos o ideas), debo liberarme de lo viejo y lo maltrecho. Ahora reviso cada seis meses los closets de mi vida y lo que sé que no volveré a usar, lo vendo, lo regalo o lo desecho. Ya no me es útil y sólo está ocupando un preciado espacio. Me doy cuenta que el suéter que tanto me gustaba hace tres años ahora es de un color que no me es importante. ¿Deseo guardarlo sólo por si acaso algún día lo necesitaré? ¡Para nada! siempre podré adquirir un nuevo suéter cuando lo necesite. 

¡Así es como limpiamos nuestros propios escombros  y abrazamos lo nuevo! Hagamos lo mismo con nuestros propios pensamientos y auto-críticas.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!