Establezco límites saludables a través del perdón

Illustratrice Inglese

Cuando culpas a otro, le cedes tu propio poder porque estás asignando la responsabilidad de tus sentimientos a otra persona. Las personas en tu vida pueden comportarse de manera que provoquen respuestas incómodas en ti. Sin embargo, no entraron en tu mente y crearon los botones que se han pulsado. Asumir la responsabilidad de tus propios sentimientos y reacciones es dominar tu “capacidad de respuesta”. En otras palabras, aprende a elegir conscientemente en lugar de simplemente reaccionar.

El perdón es un concepto complicado y confuso para muchas personas, pero debes saber que hay una diferencia entre el perdón y la aceptación. ¡Perdonar a alguien no significa que condones su comportamiento! El acto de perdón tiene lugar en tu propia mente. Realmente no tiene nada que ver con la otra persona. La realidad del verdadero perdón radica en liberarse del dolor. Es simplemente un acto de liberarse de la energía negativa a la que has elegido aferrarte.

Además, el perdón no significa permitir que los comportamientos dolorosos o las acciones de otro continúen en tu vida. A veces el perdón significa dejarlo ir: perdonas a esa persona y luego la liberas. Tomar una postura y establecer límites saludables a menudo es lo más amoroso que puedes hacer, no solo para ti mismo sino también para la otra persona.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!