Hablo amorosamente con mi cuerpo

Brazos vaciosSi deseas crear una mejor salud en tu cuerpo, definitivamente hay algunas cosas que, por ningún motivo, debes hacer como enojarte con tu cuerpo . La ira es otra afirmación y, al enojarte con tu cuerpo, le estás diciendo que lo odias, o que te desagradan partes de él. Tus células son muy conscientes de cada pensamiento que tienes, ¡cuidado!

Tu cuerpo sabe cómo curarse a sí mismo. Si le das alimentos y bebidas saludables, le das ejercicio y duerme lo suficiente, y tienes pensamientos felices, entonces su trabajo es fácil. Las células están trabajando en una atmósfera feliz y saludable. Sin embargo, si eres un adicto a la televisión y que le da de comer comida chatarra y muchos refrescos dietéticos y escatimas con el sueño y eres gruñón e irritable todo el tiempo, entonces las células de tu cuerpo están trabajando en desventaja, están en un ambiente desagradable. Si este es el caso, no es de extrañar que tu cuerpo no sea tan saludable como te gustaría que fuera.

Nunca crearás buena salud hablando o pensando en tu enfermedad. La buena salud proviene del amor y del aprecio. Debes poner tanto amor en tu cuerpo como puedas. Habla con él y acarícialo de maneras amorosas. Si hay una parte de tu cuerpo que está enfermo, entonces debes tratarla como lo harías con un niño enfermo. Dile cuánto lo amas, y ​​que estás haciendo todo lo que puedes para ayudarlo a que se recupere rápidamente.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!