Practico el Arte de Permitir

Lo único que hace la diferencia en la forma en que te sientes en este momento es esa idea que estás pensando en este momento.

No importa cuánto dinero tengas; hay personas alegres sin dinero, y hay personas infelices con mucho dinero.

Lo que sientes es como estás permitiendo que la Fuente, que eres Tú, fluya.

Entonces, cuando hablamos del Arte de Permitir, estamos hablando del arte de vivir; sobre el arte de prosperar; sobre el arte de la claridad. Estamos hablando del arte de ser quien eres en realidad.

Practica, pues, el arte de de abrirte a ser tú mismo y de abrirte a recibir TODO. Con ese pensamiento y ese sentimiento desencadenas la abundancia y la prosperidad continua en tu vida.

¡Que los Ángeles acompañen tu camino!