Cómo mantener vivos tus sueños y esperanzas

Estos puntos han sido mencionados por nuestros ángeles para mantener nuestros sueños y esperanzas vivos en cualquier circunstancia, no importa cuán irreal o ilógica pueda parecer.

* NUNCA DEJES DE SOÑAR. En tus tiempos libres o antes de quedarte dormido, deja que tu mente se ocupe solamente por los pensamientos y visiones de lo que más deseas en tu vida. Mientras parte de tu mente puede intentar decirte que esto es solamente fantasía, debes sobreponerte a estas enseñanzas de autodestrucción y dejar que tus visiones deseadas dominen tus miedos.

* UNA VEZ AL DÍA, REEMPLAZA LA FRUSTRACIÓN CON UN DESEO. La próxima vez que te quedes atorado en espera de un elevador o en el tráfico o te encuentres en un trabajo agitado o situación social, tómate un segundo para respirar profundamente y permitir que la energía acumulada de la situación sea liberada.

* VALES MUCHO. Recuerda que cuando otros te juzgan o tratan de decirte de lo que eres o no eres capaz es porque están limitados por lo que ellos mismos han experimentado y aprendido en la vida. Así que esto significa que ellos no son tú y nunca lo serán. Soñar con una mejor vida es el secreto del éxito y la mentalidad vieja y caduca del “tú no puedes” es algo que ha quedado atrás para tí.

* PIDE SEÑALES A LOS ÁNGELES. Los ángeles están al pendiente; ellos saben lo importante que es para nosotros no perder la esperanza y están más deseosos que nunca de mostrarnos el camino. La próxima vez que te encuentres pensando sobre tus metas divinas, pide a los ángeles que te muestren señales que te guíen para confirmar tu camino y guíen hacia la dirección correcta.

* AGRADECE POR ANTICIPADO. La gratitud es una de las fuerzas más poderosas que residen dentro de nosotros aparte del amor. Decirle al universo y a los ángeles que estás agradecido por lo que has recibido y por lo que recibirás, alinea tu espíritu en completa armonía con tus sueños. Decir “gracias” cuando procesas tus sueños transforma tu conciencia en un recipiente abierto de bendiciones.

~ Charles Virtue Boletín Enero 2012

¡Que los ángeles acompañen tu camino!