Con tranquilidad, sencillez y contento purifico mi cuerpo

Цветы

El ajetreo de la vida contemporánea nos consume día a día y muchas veces saca lo peor de nosotros. Además, vivimos en una sociedad consumista cuyo precepto es que mientras más tengas, mejor.

En realidad no se trata de que dejes todo y vivas errante en la calle mientras caminas descalzo, simplemente se trata de encontrar el balance entre lo que necesitas y lo que no.

Pronto te darás cuenta que tener tanto hace que tu hogar parezca una obra barroca y que vivir tan presionado puede afectar incluso tu salud.

Te darás cuenta que, cuando minimizas lo que tienes y todo lo que tienes tiene una función y no es sólo algo más para guardar, el flujo de abundancia aumentará en tu vida. Te sentirás más ligero y te preocuparás menos.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!