Amarme a mí mismo es ser mentalmente saludable

 Los problemas emocionales se encuentran entre los más dolorosos de todos. Ocasionalmente, podemos sentirnos enojados, tristes, solitarios, culpables, ansiosos o asustados. Cuando estos sentimientos toman el control y se vuelven predominantes, nuestras vidas pueden convertirse en campos de batalla emocionales.

Lo que hacemos con nuestros sentimientos es importante. ¿Vamos a actuar de alguna manera? ¿Castigaremos a otros o impondremos nuestra voluntad sobre ellos? ¿Abusaremos de nosotros mismos de alguna manera? La creencia de que no somos lo suficientemente buenos a menudo está en la raíz de estos problemas.

La buena salud mental comienza con amarse a uno mismo. Cuando nos amamos y nos aprobamos completamente, podemos comenzar a cambiar lo bueno y lo que llamamos malo.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!