Para cambiar al mundo, primero cambio yo

Gandhi decía “sé el cambio que quieres ver en el mundo”. Para él, no era posible pretender cambiar el mundo, sin cambiar uno primero.

Tu energía es expansiva. Si te conviertes en una persona que vive en el amor, la solidaridad y el respeto, contagiarás a quienes te rodean. Y si ellos hacen el mismo cambio, contagiarán a sus propios círculos.

Así, de a poco, el cambio se termina generalizando.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!