Todos somos humanos

Friends.  (Vintage Photos - Children).

No importa que no quieras a alguien, que no te guste lo que piensa, que no te agrade como persona. Todos somos humanos y tenemos los mismos derechos.

Está muy bien, entonces, que lo proclames. Que exijas a la política y a los demás que brinden las mismas oportunidades a todos. ¿Y qué hay de ti?

Tú también debes actuar sabiendo que todos somos humanos. Que todo el mundo comete errores. Incluso, sabiendo que el equivocado puedes ser tú. Si no lo crees fervientemente y lo practicas, corres el riesgo de convertirte en uno más de los que trabajan por la desigualdad.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!