Dejo de observar todo lo malo a mi alrededor

Cuando tratas de justificar dónde estás, señalando cuán malas son las cosas, te estás dirigiendo en la dirección incorrecta.

Siempre busca el pensamiento que te haga sentir mejor porque ese sentimiento de bienestar es natural en nuestra esencia y tú puedes hacerlo tuyo.

Nunca te enfrentes a la realidad a menos que tu realidad sea exactamente como quieres que sea.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!