Terminación de acuerdos que me impiden elevar mi consciencia

recuperar cada latido en mi

Estar aquí y ahora, saber que esta experiencia en la Tierra es meramente eso: una experiencia más. Saber que y reconocer que no somos este cuerpo humano sino que somos un espíritu o ser de elevada frecuencia vibracional que ha venido a vivir una experiencia en la Tierra y que, para hacerlo, necesita un vehículo llamado cuerpo humano. Y que podemos evolucionar y crecer nuestra conciencia al amor. Y que merecemos la abundancia del Universo y que venimos a SER FELICES. Que no es necesario sufrir para crecer y ser exitosos y que somos profundamente amados por la Fuente (como le llames a ese Poder Supremo del Universo).

¡Esto es lo que hay que reconocer!

Puedes terminar con acuerdos y votos que ya no te son útiles decretando lo siguiente desde tu corazón.

ACUERDOS QUE QUIERO DESECHAR, Y ENERGÍAS QUE QUIERO DEJAR PARA ACEPTAR UNA MAYOR SABIDURÍA Y FUERZA ESPIRITUAL

Invoco mi poderoso “YO SOY” – Presencia para llenarme de sabiduría, perspicacia e intención amorosa. ¡Así sea!

1. Estoy liberado de cualquier expectativa sobre mi crecimiento y progreso espiritual. Todos los días viviré en el momento presente, concentrándome en establecer relaciones armónicas entre mi cuerpo, mente y emociones, y mi Ser Superior.

2. Rompo todos los acuerdos con la madre, padre, hijos, esposo (esposa), hermanos, hermanas, amigos, compañeros de clase, colegas, profesores, alumnos y en general, cualquier persona que me ata a la realidad de la tercera dimensión.

3. Estoy liberado de todos los conceptos erróneos sobre amor, alegría, paz, armonía, seguridad, abundancia, creatividad, vitalidad, salud y bienestar, envejecimiento y muerte.

4. Estoy liberado de la obligación de salvar el mundo o cualquier persona en este mundo. Me doy cuenta de que mi misión es reconocer mi Maestría y ser un ejemplo vivo y amoroso para todos, sin esperar nada de nadie.

5. Estoy exento de todo condicionamiento previo y de la memoria celular de mi forma corporal. Exigiré a mi Dios esta belleza, vitalidad, salud y bienestar, sabiendo que este es mi estado natural de ser. Solo necesito seguir los impulsos amistosos del Espíritu para manifestar esta perfección.

6. Me deshago de todas las expectativas con respecto a mi creatividad y trabajo. Trabajo y creo para mi propio placer. Y sé que mi abundancia viene del Espíritu, no de mis esfuerzos. Solo necesito creer que me lo merezco.

7. Me liberé del poder por parte del gobierno tridimensional y el establecimiento. No me controlarán, mi abundancia y mi seguridad. Tengo la fuerza suficiente para manifestar seguridad, ser una persona absolutamente autosuficiente y controlar completamente mi destino.

8. Estoy liberado de todas las deudas kármicas restantes y las energías inarmónicas en todos mis cuerpos: físico, mental, emocional y astral. Ahora resuelvo fácilmente y con gracia todas las situaciones y me expando hacia la Luz para unirme a la creación del Paraíso en la Tierra.

9. Estoy liberado de todos los conceptos erróneos sobre mi capacidad para extraer conocimiento, sabiduría e información relevante del Espíritu y los Reinos Superiores. Dibujo nuevos conocimientos y sabiduría para aprender, crecer y servir como un ejemplo vivo para los demás.

10. Estoy liberado de toda condena y todas las expectativas acerca de otras personas, sabiendo que todos toman su lugar en el mundo y están en su nivel de evolución. Doy amor y apoyo a todos, pero ofrezco información solo cuando la gente pregunta al respecto, entendiendo que mi verdad no necesita ser verdadera para los demás.

¡Y ASÍ ES!                                                                                            (c) Ronna Herman “En las alas de la luz”

¡Que los ángeles acompañen tu camino!