Vivimos en un espacio de aprendizaje y crecimiento

La Luna

Todo lo que existe tiene naturaleza divina y esto incluye al cuerpo humano.

La forma en que nuestro espíritu experimenta en la tercera dimensión, que es en la que estamos actualmente, es en un cuerpo humano. Eres espíritu que viene a vivir una experiencia en la Tierra y que entra en un cuerpo físico que es el vehículo a través del cual podemos hacerlo.

El cuerpo físico es un reflejo de todo lo que crees.

En el mismo contexto, todo lo que está sucediendo en tu vida está sucediendo en tu cuerpo. La forma en que te ves y cómo te sientes es toda una identidad percibida que se crea en la ilusión de la Tercera Dimensión.

Lo que creemos nos crea. Si tienes demasiadas creencias negativas o creencias positivas que crean una negativa, eso causa una fractura de energía en todo lo que Eres. Estas son creencias que no te sirven. Para reparar estas fracturas de energía, el Creador nos ha dado las enfermedades para que nos demos cuenta de ellas (las creencias negativas constantes) y para que las cambiemos.

Por lo tanto, cuando resolvemos  pensamientos y creencias que no nos son útiles, nuestro cuerpo sana.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!