Creo pensamientos positivos y alegres

Envueltos.                                                                                                                                                      Más

Algunas de las cosas que creemos son positivas y nutren nuestra vida. Estos pensamientos nos sirven bien durante toda nuestra vida, como: Voltea a ver a ambos lados de la calle antes de cruzar.

Otros pensamientos son muy útiles al principio pero, a medida que envejecemos, ya no son apropiados. No confíes en los extraños puede ser un buen consejo para un niño pequeño pero, para un adulto, continuar con esta creencia le creará aislamiento y soledad.

¿Por qué rara vez nos sentamos y nos preguntamos a nosotros mismos si eso es verdad? Por ejemplo, ¿por qué creo cosas como Es difícil para mí aprender?

Las mejores preguntas para hacerte a ti mismo son:

  • ¿Es bueno esto para mí ahora?
  • ¿De dónde vino esa creencia?
  • ¿Todavía lo creo porque una maestra de primer grado me lo dijo una y otra vez?
  • ¿Estaría mejor si dejara esa creencia?

¡Que los ángeles acompañen tu camino!