Frases que pueden cambiar la vida de un niño

Related image

Las palabras que los niños oyen, especialmente las dirigidas a ellos, pueden tener un impacto significativo en sus vidas.

Ahora la pregunta es ¿qué hacer al respecto?

Podemos empezar prestando más atención a nuestros pensamientos y emociones, ya que a menudo crean las palabras que decimos. En presencia de un niño, es posible que necesitemos llevar a cabo una discusión delicada en otro lugar, o esperar hasta otro momento.

Finalmente, podemos decir cosas que promueven el bienestar del niño – un comportamiento importante que se inscribe en el tema de este artículo.

1. “LA BONDAD ES EL MEJOR REGALO QUE PUEDES DAR.”

En un mundo lleno de mucha gente cínica y sin compasión, necesitamos gente que otorgue generosamente bondad a los demás. Si lo intentas, probablemente puedes pensar en un momento en el que las amables palabras de otra persona marcaron toda la diferencia en tu día; tal vez incluso en tu vida.

Una historia personal:

Para este autor, fue su profesor de psicología de secundaria, quien más tarde se convertiría en su mentor.

Después de tres años de mediocre desempeño académico en la escuela secundaria, me concentré lo mejor que pude para obtener buenas calificaciones. Después de anotar un 98 por ciento en el examen de mi profesor, éste escribió: “¿Por qué no hiciste esto los últimos tres años? Podrías estar entre los 10 mejores de tu clase! ¡Buen trabajo!

Todavía recuerdo esas palabras cuando dudo de mí mismo.

2. “APRECIAR LAS PEQUEÑAS COSAS”.

Pensando en cuando se es niño, es poco probable que esto signifique mucho – pero dígalo de todos modos. De hecho, dígalo hasta el día en que el niño se vaya de casa o hasta que usted esté presente.

Aprecio las pequeñas cosas“.

A pesar de nuestros mejores esfuerzos, tendemos a aceptar demasiadas cosas por sentado. Aunque el mundo está lleno de problemas, también posee una asombrosa cantidad de belleza. Muchos de nosotros somos afortunados en maneras que no contemplamos a menudo.

Enséñele a su hijo a apreciar los árboles, los animales, las flores y el sol en la naturaleza. Enséñeles acerca de la comida, el agua y el refugio – y cuán afortunados son de tener esas cosas.

3. “TRATAR A TODOS CON ACEPTACIÓN Y RESPETO.”

Hoy, nuestra falta de aceptación y respeto mutuos por las personas -y sus diferencias- ha provocado tragedias tras tragedias, incluidos el derramamiento de sangre y la pérdida de vidas humanas.

Si los adultos repetimos estas palabras y mostramos tales conductas, el resultado final será un niño que valora mucho la aceptación y el respeto. Serán pacificadores y líderes; defensores de las dignidades de todas las personas.

4. “ESCUCHA ANTES DE HABLAR”.

La habilidad de la escucha activa -concentrarse, comprender, responder y recordar completamente lo que se dice- es difícil de adquirir y dominar.

Sin embargo, podemos plantar la semilla de la escucha activa y la conversación recordándole al niño que escuche antes de hablar. Por ejemplo, si usted le está dando instrucciones al niño y éste interrumpe (sucede con frecuencia), recuérdele esta frase.

Con suficiente orientación, repetir esta frase con amabilidad y delicadeza enseñará a los niños la importancia de una comunicación respetuosa.

5. “PIENSA BIEN Y HAZ COSAS BUENAS.”

Esta es una frase sencilla con una poderosa lección.

Cuanto más temprano y con más frecuencia nosotros los adultos enfatizamos la importancia del pensamiento positivo y de las buenas acciones, más probable es que el niño acepte y muestre estos rasgos.

Necesitamos positividad en este mundo. Vamos a pasársela a nuestros hijos

¡Que los ángeles acompañen tu camino!