Carta a mi mejor amiga

Así como cuando éramos pequeñas y nos entregábamos cartas la una a la otra, hoy entre tanta distancia física que hay entre nosotras, quiero dedicarte estas líneas, especialmente para recordarte lo especial que eres para mí.

No exagero si te digo que mi vida no sería lo que hoy es de no haber estado tú en ella, esto no sé qué tan positivo sea, o si pudo haber sido me llena de satisfacción el estar hoy donde estoy. Te agradezco haber sido mi apoyo, a la primera persona que le consultara algo, a la que dejara de escuchar para hacer lo que quería, para que luego me dijeras el conocido: “te lo dije”.

gorjuss card

Nos hemos visto crecer y a pesar de nuestras diferencias, siempre ha prevalecido lo que nos une, pudiendo encontrar la proyección más fiel de mí, en ti. Contigo he crecido, has sido una de mis personas favoritas de la vida y desde el más sincero cariño me has demostrado estar, inclusive en la distancia.

Entre nosotras no ha existido la envidia, siempre hemos procurado para la otra lo mejor, lo más sano, nos hemos elogiado delante de la gente, para luego llamarnos la atención entre nosotras.

Sabes de mí los más pequeños detalles, todas las barbaridades que jamás verbalizaría con alguien más, mis secretos que aun tú sabiéndolos, siguen siendo secretos. Sé de ti todo y más, podemos leernos con tan solo una mirada.

Eres la persona que se me viene a la mente cuando veo cualquier mensaje en honor a la amistad y me siento tan afortunada de tenerte, de poder contar contigo, de no quererte nunca fuera de mi vida.

 

amigas-rodeadas-de-flores

Evidentemente hay cosas que no me gustan, pero igual las quiero en ti, porque te definen a ti íntegramente y son esas sombras que le dan mayor valor a la luz. Te pido disculpas si en algún momento no he estado, si te he fallado alguna vez… En tantos años, sé que son muchos los errores, las ausencias y las omisiones que podemos cometer.

Pero quiero que sepas que eres una de las personas más importantes de mi vida y desde el amor te hago este reconocimiento, esperando siempre, siempre poder seguir contando contigo y reservándote ese lugar en mi corazón y en mi vida que desde hace mucho lleva escrito tu nombre, con la frase que no le pertenece a nadie más: “Mi mejor amiga”.  ¿Y tú tienes una mejor amiga?

¡Que los ángeles acompañen tu camino!