La gente feliz piensa en el pasado con cariño

La gente feliz no piensa en lo que le faltaba antes, ni en lo que le hubiera gustado tener, sino que reviven los momentos significativos por su significado, reviven el éxtasis y omiten los momentos de agonía y penurias. En definitiva, la gente feliz se centra en los buenos recuerdos y no insiste en los momentos negativos.

Mujer feliz pensando en el pasado mientras huele un diente de león

¡Que los ángeles acompañen tu camino!