Al perdonar me libero del drama en mi vida

El perdón es tu máxima protección. ¿A qué nos referimos con eso? ¿Qué es el verdadero perdón y por qué es tan importante?

La razón por la que parece difícil y casi imposible perdonar a alguien que nos causó dolor, es porque podemos estar aferrados a la energía del resentimiento. Y a menudo pensamos que el resentimiento nos mantiene a salvo de la persona que nos lastimó.

Mantener el resentimiento sólo mantiene a esa persona y el recuerdo del dolor en nuestra realidad, haciéndonos sentir bloqueados y estancados.

También a menudo nos resistimos a perdonar a alguien que nos causó dolor porque pensamos que el perdón le da permiso a esa persona para volver a hacernos daño.

Sin embargo, el verdadero perdón es su clave para la libertad. Cuando tienes la capacidad de perdonar, siempre estás protegido.

Perdonar a alguien simplemente significa que estás diciendo “ya no tienes poder sobre mí”. No significa olvidar o fingir que no sucedió. Significa que estás reteniendo la lección aprendida sin aferrarte al dolor. Es dejar de lado la necesidad de venganza y liberar pensamientos negativos de amargura y resentimiento.

Perdonar no significa que tengas que reconciliarte con la persona o tener una relación con ella. Puedes perdonar a alguien y aun así elegir mantener una distancia con ella.

Y, al practicar el perdón, te estás liberando del pasado y de cualquier apego no saludable al drama y ​​estás recuperando tu verdadero poder de modo que puedes usar este poder con amor y comenzar a crear la realidad que deseas.

¡Que los Ángeles acompañen su camino!