Cada día envío amor al planeta

Puedes aprovechar este tiempo para aplicar tus métodos de crecimiento personal a todo el planeta. Si sólo haces cosas por el planeta y no por ti mismo, entonces no estás en equilibrio. Si sólo trabajas para ti mismo y te detienes allí, entonces eso tampoco está equilibrado.

Así que veamos cómo podemos comenzar a equilibrarnos a nosotros mismos y al medio ambiente. Sabemos que nuestros pensamientos dan forma y crean nuestras vidas. No siempre vivimos la filosofía totalmente; sin embargo, hemos aceptado la premisa básica. Si queremos cambiar el mundo más grande que nos rodea, debemos cambiar nuestro pensamiento al respecto, no verlo como ellos y como nosotros.

Si todo el esfuerzo que haces para quejarte sobre lo que está mal en el mundo lo aplicas a las afirmaciones y visualizaciones positivas del mundo, podrías comenzar a cambiar las cosas. Recuerda que, cada vez que usas tu mente, te estás conectando con personas afines a ello. Si infliges juicios, críticas y prejuicios a los demás, te estás conectando con todas las demás personas que están haciendo lo mismo. Sin embargo, si estás meditando, visualizando la paz, amándote a ti mismo y amando al planeta, te estás conectando con este tipo de personas. Podrías estar en tu casa, acostado, y aún así ayudar a sanar el planeta por la forma en que usas tu mente, practicando la paz interior. Escuché a Robert Schuller, de las Naciones Unidas, decir una vez: “La especie humana necesita saber que merecemos la paz”. ¡Qué verdad tienen esas palabras!

Lazaris tiene un maravilloso ejercicio que me gustaría compartir contigo. Elige un lugar en el planeta. Podría estar en cualquier lugar, muy lejos o a la vuelta de la esquina, en algún lugar del planeta en el que te gustaría ayudar a sanar. Imagina ese lugar como pacífico, con personas bien alimentadas y vestidas y viviendo en paz y seguridad. Toma un momento todos los días y visualízalo.

Pon tu amor a trabajar para ayudar a sanar el planeta. Eres importante. Al compartir tu amor y todos los magníficos regalos, comenzarás a cambiar la energía en este hermoso y frágil planeta azul-verde que llamamos nuestro hogar.

¡Y así es!                                            ~ Louise L. Hay en “El Poder está En Tí”

¡Que los Ángeles acompañen tu Camino!