Las cosas no sólo suceden, yo las activé en algún momento

Todo lo que entra en tu experiencia sucede porque tú mismo lo has elegido
ya sea de forma deliberada o inconscientemente.

Como se siente eso que está sucediendo es como te has sentido y tú mismo lo has activado y tú y sólo tú lo has mantenido activado el tiempo suficiente para que, debido a la Ley de Atracción, haya suficiente impulso para incorporarlo a tu experiencia.

Las cosas no solo suceden. No hay nada que te esté sucediendo que no sea parte de tu propia vibración o de la respuesta de la Ley de Atracción a su vibración.

Si te agrada todo esto que estás experimentando, ¡sigue sintiéndote así! y seguirán sucediendo todo este tipo de sucesos maravillosos. No hay límite.

Si no te agrada lo que estás experimentando, define en base a ello qué es lo que sí deseas y cambia tu sentir. Elige sentirte como te sentirías si ya lo tuvieras. Y, entonces, estarás quitando energía a ese tren que has activado por tanto tiempo y que está caminando a todo vapor con eso que no deseas. Conforme vayas sintiéndote bien, de acuerdo a lo que sí deseas, las cosas comenzarán a cambiar deteniendo paulatinamente el tren de sucesos que no deseas y permitiendo la llegada de aquéllos que sí deseas.

¡Pruébalo! ¡Experiméntalo!

¡Que los Ángeles acompañen tu camino!