Todos tenemos un ángel en nuestro hogar

Tu hogar y tu lugar de trabajo tienen su propio ángel asignado.

A menudo se sienten bastante ignorados.

Cuando te conectas con los ángeles que cuidan estos lugares, los epacios se vuelven energizados y armoniosos. Cuando te encuentras con ellos, ¡te dan la bienvenida! Es hermoso.

Saber esto es una oportunidad de encontrar la paz, el amor y la seguridad de conectarte con tu ayudante celestial y usar su luz para transformar tu vida y la de los que viven y conviven en tu hogar o en tu espacio de trabajo.

 Recuerda que tu Ángel te ama incondicionalmente, hagas lo que hagas, pienses o digas.

Sólo reconoce que está ahí, cuidando ese lugar, conviviendo con ustedes e inspirándolos amorosamente. ¡Verás cómo las cosas comienzan a resolverse de una manera misteriosa! y cómo las relaciones entre los habitantes de ese espacio se suavizan.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!