Tomo mi poder enfocándome en lo que deseo

Cuando comienzas a expresar lo que quieres, en lugar de clamar por lo que no quieres, entra en tu propio poder. Cuando llegas a tu propio poder, te sientes mejor. Y cuando te sientes mejor, los que te aman también se sienten mejor.

Entonces, enfócate en lo que sí deseas. Es mejor para todos.

¡Que los Ángeles acompañen tu camino!