La clave para sanar

Encuentra algo que te haga sentir bien y sólo elige sentirte bien con ello… haz a un lado a tu ego que bloquea el camino de tu bienestar y permite que las células de tu cuerpo reciban lo que han estado pidiendo. Esa es la clave para la curación.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!