Si realmente me amo, la vida avanza fácilmente para mí

Galería de Arte Cristina FaleroniEl verdadero amor a uno mismo es darte un respeto incondicional y aprecio y aceptar tu grandeza. Cada día te estás recordando que mereces que se cumplan todos tus deseos mientras te consideras digno y merecedor de felicidad.

Cuando te amas real e incondicionalmente, puedes moverte por el mundo con una compasión más profunda por los demás y puedes comenzar a permitirte recibir un flujo de amor y abundancia del mundo exterior.

El amor propio es tu combustible y tu base. Es una práctica cotidiana. Si no está allí, toda tu vida será inestable e incierta. Pero si realmente te amas a ti mismo, la vida avanza con facilidad y todo encaja mágicamente en su lugar.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!