Sano en el ahora

Cuando se trata de sanación, esto es muy importante, ya que no necesariamente se refiere a sanación física. ¡Claro! puede referirse a sanar una situación, una relación o una vieja forma de pensar. El punto es que muchos terminamos esperando que el futuro nos dé la respuesta.

Si esperamos que la respuesta venga más allá del presente, no estamos en un estado de amor sino de miedo.

Lo que tenemos que hacer es sentirnos sanados ahora, saber que la sanación ya sucedió y darle nuestro poder a este momento, a este bendito instante.

Oración:

Ángeles divinos y arcángel Rafael, gracias por la sanación que ya me han dado. ¡Soy libre y fluyo! ¡Hecho está!

Por la noche quédate dormido visualizando una luz de color verde y dorado llevándose toda la energía vieja o atorada que haya en tu cuerpo.

Si es necesario, tómate un día de descanso, dedícate a ver tus programas de televisión favoritos y lee un libro que te agrade. Repite la oración todo el tiempo.

Al día siguiente estarás mucho mejor o perfectamente bien.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!