Cambio afirmaciones negativas por positivas

Podemos ser más conscientes de qué decimos y qué estamos agregando a nuestra vida cuando mencionamos algo.

Es importante que cambiemos las afirmaciones en algo positivo y lo incluyamos en nuestras oraciones diarias.

Por ejemplo:

  • En lugar de decir: “Tengo miedo, ángeles, por favor protéjanme”, di: “Gracias, ángeles por protegerme. Me siento a salvo sabiendo que están aquí”.
  • En lugar de decir: “Dios, ¿por qué soy tan feo?”, di: “Gracias Dios y ángeles por ayudarme a descubrir mi belleza interior y reflejarla al mundo”.
  • En lugar de decir: “Por favor, ángeles, ayúdenme a salir de mis deudas”, di: “Gracias, ángeles, por la abundancia que hay en mi vida. Se siente tan bien quitarme todo ese peso de encima”.

¡Inténtalo! Piensa en lo que estás constantemente diciéndole al Universo y en qué manera podría estar afectando tu vida.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!